Conceptos básicos de marketing para mejorar tu estrategia

Conceptos básicos de marketing

Esta serie de conceptos básicos de marketing aportan los pilares fundamentales desde los cuales se desarrolla la planeación estratégica de cualquier negocio.

Como bien sabemos, el marketing es un proceso social mediante el cual individuos y grupos satisfacen sus necesidades, intercambiando productos de valor para otros.

De esta definición surgen varios conceptos básicos de marketing: necesidades, productos, intercambio  y valor son elementos de relevancia para comprender a fondo el desarrollo posterior de sistemas más complejos, así como la relación que existe entre estos para la toma de decisiones.

Dichos elementos se integran como núcleos temáticos de una estructura fundamental para cimentar cualquier negocio que pretenda tener éxito en la actualidad. Más allá del conocimiento profundo de las redes o el diseño de páginas web, el primer paso para generar un plan eficaz es conocer estos elementos.

Esto se debe a que desde esta base podremos ejecutar con un flujo dinámico y eficiente todos los puntos subsiguientes para la estrategia de marketing de nuestra empresa.

Las características de los conceptos básicos de marketing más importantes son:

1) Necesidades, deseos y demandas

Para comenzar cualquier estrategia de marketing es esencial pensar en primer lugar en nuestro cliente. Ya sea como una carencia física, social o individual, las necesidades están siempre latentes en el grueso de la población.

Los consumidores desarrollan deseos a partir de estas necesidades, sin embargo los deseos pueden sobrepasar la capacidad financiera. Es por eso, que los negocios se encargan de idear estrategias que satisfagan los deseos de sus consumidores al mismo tiempo que solventan la auténtica demanda de un producto asequible por sus bolsillos.

Por ejemplo, si su cliente tiene una necesidad de vestido, probablemente su deseo se incline por un traje de una marca renombrada y de materiales tan raros como finos. Sin embargo, su empresa debe enfocarse en la verdadera demanda: un traje de calidad que pueda ser adquirido en una sola exhibición.

Encontrar las necesidades, deseos y demandas es una de las tareas más importantes del marketing.  Los métodos más usuales para encontrarlos son: investigación de mercados, análisis de feedback y el contacto directo con el cliente.

2) Producto

La forma en la que las estrategias de marketing responden a las necesidades de los consumidores es a través de los productos que las empresas manufacturan. Los productos no se limitan a bienes materiales; un producto puede ser bien un servicio, información, experiencia, etc.

Todos estos elementos configuran la propuesta de valor de una empresa y constituyen la ventaja competitiva de ésta sobre las otras.

Por otra parte, hay que considerar que el producto se relaciona con un contexto; es decir, que está vinculado con un acontecimiento, una experiencia, una persona, un lugar, o con una empresa.

Las revelaciones o ideas universales que puedan relacionarse directamente con la vida del consumidor añadirán valor a cualquier producto.

3) Valor, satisfacción y emoción

La toma de decisiones del consumidor se basa en las expectativas que el producto genera sobre él. La diferencia esencial entre una marca y otra nace de una percepción enteramente subjetiva del producto.

Sin embargo, esta percepción de valor se relaciona directamente con la satisfacción posterior a la adquisición e integra la base para futuras compras, siendo quizás uno de los elementos más importantes dentro de los conceptos básicos del marketing.

Es de suma importancia que la percepción de valor real del producto sea mucho mejor que las expectativas del mismo. De lo contrario, el cliente quedará insatisfecho y desarrollará emociones negativas que evitarán que vuelve a comprar en nuestra empresa.

4) Intercambio, transacción y relación

El marketing, como bien sabemos, es un sistema de interacción social. El intercambio siempre se desarrolla entre dos partes, cada una con un elemento de valor. Ambas partes deben poder comunicarse y ser libres de aceptar o rechazar el intercambio.

Esta transacción es un proceso consistente en esfuerzos constantes de permitan establecer relaciones a largo plazo; el intercambio no es un suceso aislado.

Una compra debe considerarse como el inicio de una larga dinámica de intercambios en el que el antes y el después tienen la misma importancia en la estrategia de marketing.

5) Mercado

Dentro de los conceptos básicos de marketing siempre aparece el mercado. Este concepto no se refiere a un lugar en particular, sino al conjunto de vendedores y compradores de un producto.

A veces, en términos de marketing, los vendedores adquieren el nombre de industria, mientras que a los consumidores se les aisla en el término en cuestión.


Escribe el primer comentario.

Danos tu comentario

*